Zubigintza

Zubigintza es el arte de cruzar abismos. El arte de poner de frente a quienes están de espaldas. El de convertir el extremo en punto de partida. El de hacer real lo ficticio. Esa es, precisamente, la labor de Errigora: construir puentes.


Los puentes abren camino en el abismo. Unen mundos separados. Ponen la periferia en el centro. Hacen los sueños realidad.

Zubigintza es el arte de cruzar abismos. El arte de poner de frente a quienes están de espaldas. El de convertir el extremo en punto de partida. El de hacer real lo ficticio. Esa es, precisamente, la labor de Errigora: construir puentes.

Hemos creado punetes entre pueblos del territorio del euskera. Hemos unido, por ejemplo, Ablitas y Arrasate, o Ainhize y Tudela. También Ea y Gasteiz o Oiartzun y Bilbao. Hemos creado puentes entre las gentes que los habitan, en auzolan y con alegría.

Hemos creado puentes entre conceptos y activistas de ámbitos aparentemente separados. Hemos unido la tierra y el euskera. El auzolan y la soberanía alimentaria. Agricultoras y euskaltzales. Productores y consumidores responsables.

Hemos creado puentes entre acciones aisladas. Recoger la cosecha, comprar alcachofas, hacer una lista, compartir un tweet, hacer una aportación económica a la ikastola de Viana... Hemos convertido cada pequeña acción en parte indispensable de un todo. Hemos añadido valor transformador a cada gesto. Hemos crado puentes entre pasiones: a cada una le trae su preocupación, su inquietud o su deseo, pero entre todas hemos catalizado una increíble fuerza multiplicadora.

A fin de cuentas, hemos construido puentes para cruzar de los sueños a la realidad. Y, mientras no dejemos de soñar, seguiremos construyendo nuevos.

Queremos seguir haciendo indicativo lo subjuntivo. Queremos construir nuevos puentes que hagan realidad los nuevos sueños de Errigora. Porque los nuevos sueños precisan nuevos puentes. Nuevos y firmes. Más amplios. Para no caer en el abismo.

Queremos construir nuevos puentes entre euskaltzales del sur de Nafarroa, para que algún día sea realidad el sueño de poner en marcha nuevas herramientas para poder vivir en euskera.

Queremos construir nuevos puentes entre productores, consumidoras, grupos de consumo, pequeños comerciantes, comedores y demás, para que algún día sea realidad el sueño de abrir nuevas vías de comercialización más allá de las campañas.

Queremos construir nuevos puentes entre agricultores y elaboradoras, para que algún día sea realidad el sueño de promover nuevas tierras y nuevos modelos de producción.

Queremos construir nuevos puentes entre los agentes que nos dedicamos a hacer y transformar el pueblo, para que algún día sea realidad el sueño de inverntar nuevas formas de auzolan. Queremos construir nuevos puentes para ser más Errigora.

Sigamos construyendo puentes. Sigamos cruzando los que ya hemos levantado. Pero dibujemos nuevos puentes, a medida de nuestros nuevos sueños. Para luego construirlos. Para después cruzarlos. Nos esperan nuevas realidades al otro lado.

Leave a comment

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.